Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Cosas de corazón.


No lo conozco mucho, ¿O si? Quizás lo conozca incluso más de lo que yo pienso.
Son de este tipo de personas que no te dejan indiferente. Tanto es así que, sin pensarlo, me encuentro aquí, frente por frente con el ordenador, escribiendo sobre él.
Y es que David es un tío con arte. Arte para contar las cosas, para cantar, para hacer que una guitarra suene flamenca como ella sola. Arte para sentarse en una piedra y adivinarle los andares a un caballo o fumarse un pitillo haciendo sonreir a sus amigos a base de ocurrencias y anécdotas unas veces reales, otras veces inventadas... como la vida misma.
Pero donde a mi este tío me vuelve loco es con un capote en la mano y un consejo en la boca. Tres veces lo he visto en faena y tres lecciones que se han quedado en mi memoria: Preciso con los trastos y oportuno con los comentarios. Daba gloria verlo a la vera de otra de mis deblidades toreras, Sandín.
Hace unos meses, su corazón torero perdió el compás y lo postró en la cama de un hospital con un susto grande de veras. Han sido semanas y semanas de inactividad, de molestias médicas, de incertidumbre y de vivir a medias pero hace apenas unos días, recibió la esperada noticia: Podrá volver a torear.
Y estas seis líneas torpemente hilvanadas no valen para reflejar la amplia trayectoria de David Muñoz "Lebrija" ni para hacer adivinanzas sobre su futuro en el mundo del toro. Tan solo para decirle a él cuánto me alegro de que su corazón torero vuelva a palpitar delante de la cara de un animal bravo.
No tengo la certeza de que le vaya a gustar esto que escribo. No lo conozco tan bien,...¿o sí?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

precioso y acertado articulo!!!... David es una gran y bella persona...Un gran abrazo torero....Ana

Anónimo dijo...

Un gran tio y un ran torero.
Debajo de ese arte y esa guasa hay una gran persona.
J.P.

Anónimo dijo...

Ese Lebri buenooo. ya mismo toreando.
abrazo grande.
Desde la Tapia.