Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Puente de Noviembre. Puente montero.

El puente de Los Santos hay que pasarlo en el campo. Muchos lo harán en compañís de su familia o amigos comiéndose unas migas o unas gachas y otros lo rociarán de pólvora y caracolas.
video
El tiempo viene de cara. La ilusión y las ganas casi intactas puesto que esto no ha hecho más que empezar así que, con las fincas que hay en cartelera, promete un puente montero apasionante.
Montesa comienza a lo grande, con uno de los nombres señeros de su programa: Cebrián. El año pasado los muflones llevaron el peso de la montería y es que la finca de Montoro es una de las mejores de España en cuanto a esta especie. Este año puede ser que el venado recobre su protagonismo sobre el cemento y se vuelvan a ver cabezas muy importantes en la primera fila de trofeos. Apuesten por ello.  La huerta y Cebrián son las dos armadas más cotizadas. La ilusiòn por las nubes y los nervios, también.
Pero no solo de Cebrián vive el hombre. Un vistazo a los programas puede mostrar monterías tan apetecibles como El Tamujar, el Poyuelo o Españares de Ramos en la parte Occidental de nuestra Sierra Morena. En la cara Oriental, dos citas interesantes a cargo de J. A. Lòpez, Cañadillas el Sábado y El Salvador para el día 1 a tiro de piedra de Santisteban del Puerto. Ambas con buenas expectativas para pasar divertidas jornadas de caza. 
Que se cumplan los deseos de los organizadores y que la prudencia, suerte y la puntería acompañe a todos los monteros. La Virgen de la Cabeza velará por todo el que pise la sierra en este puente montero.


martes, 20 de octubre de 2015

Segundo fin de semana. Cogiendo tono.

 Fotos: Sobre estas líneas la junta desde el cortijo de Barranquillos y Arrebolares. Abajo, amplio tiradero de uno de los últimos puestos de la cuerda en la misma finca.
Segundo fin de semana de monterías en Andalucía y ya hay en cartelera nombres muy sonoros en nuestras sierras. para el que quiera un sabroso entrante, el Viernes se echa una finca emblemática del término de Baños de la Encina: Arrebolares. La organización corre a cuenta de Collado Caza.
Y ya metidos de lleno en el fin de semana uno se puede apuntar si tiene ganas y cartera a fincones de tanta vitola como El Ojuelo, Navalahiguera, Los lázaros, La Alameda, La Carnicera y el Barranco los Chopos al lado de la Virgen de la Cabeza en lo que supone el estreno del grupo Serreños.
El tiempo paarece que va a acompañar. Esperemos que laa suerte, la puntería y la prudencia también.

lunes, 19 de octubre de 2015

Montería en La Aliseda. 17 de Octubre de 2015. Viejos recuerdos, ilusiones nuevas.

Estrenando ilusiones y collera volvía después de muchos años a una clásica del calendario en Sierra Morena: La Aliseda. 
Cruzar el humbral de la puerta del Mesòn Despeñaperros y venir a mi memoria una mañana de hace 33 años cuando aquel salòn atiborrado de gente vestida de verde producía un murmullo ensordecedor. Aquellas cristaleras que asoman al corazòn de Despeñaperros siguen pareciéndome 30 años después los balcones de la mismísima gloria. Aquella primera vez que fui a una montería fue al Collao de los Jardines que daba Chamocho. Inevitable recordarlo cuando piso el mesòn. Me apunto mentalmente que tengo que venir a comer con la familia.
Sorteò mi anfitriòn el 10 de las Aguas en la víspera. Un collado que dominaba el salto entre dos barrancos y que ampliaba su campo de tiro a un espolòn a bastante distancia. Fuera de  nuestro tiradero pero dentro de nuestra visiòn un enorme pandero que garantizaba el entretenimiento. No era fácil la postura.
A las 12:04 empezamos a escuchar las primeras ladras, no muy abundantes, en pos del cervuno. Unas cuentas carreras a las ciervas nos tuvieron atentos la primera parte de la mañana hasta que un zorro nos dió muy educadamente los buenos días y en un abrir y cerrar de ojos pegò un rabotazo yéndose por donde había venido sin dejar que le devolviera el saludo.
Fue apagàndose el ímpetu de las rehalas y decayendo la intensidad de la jornada hasta tocar a recogida desde los puntales. Ardua tarea para los màs afortunados la de cargar en los coches las piezas cobradas. Digna de menciòn la pericia de tres jòvenes capaces de meter en el maletero de un coche negro dos venados y un marrano que les alegraron el día.
Es difícil en esta montería a "mataycuelga" conocer el resultado exacto pero vimos en el camino de vuelta unos cuantos venadetes de primera cabeza en las cunetas del carril. No se caracteriza por trofeos importantes La Aliseda pero si tiene su importancia matarle la caza a una mancha en la que las redes tienen mucha ventaja. Se trata de una montería tradicional y auténtica en la que el lance, por lo general rápido y difícil, cobra protagonismo sobre el trofeo. 
La comida fue, de nuevo, en el mesòn y fue tan agradable y sabrosa como la tertulia que mantuvimos con Joaquín "Pucherete" y su yerno hablando de la montería de hoy, de la de ayer y de la del mañana. Bendita aficiòn. 

viernes, 16 de octubre de 2015

¡Empezamos!

Foto. Dos venados "volcándose" en el Barranco San Miguel. Foto: Fran Villar
Este fin de semana estarán sonando los últimos clarinazos y los últimos "oles" de la temporada taurina española del 2015 y se solaparán en el tiempo con los primeros toques de caracola y los primeros disparos a las reses de la temporada montera en Andalucía que levanta el telón en nuesra tierra.
Todos esperamos mucho de la próxima campaña porque la ilusión puede con los análisis para los que aman la sierra y llevan desde Febrero sin pisarla. Luego, con el devenir de los resultados veremos qué nota se gana este curso montero. Según parece la cosa va por barrios y hay zonas en nuestra geografía donde las reses han criado y desarrollado muy bien y otras en las que se ha quedado el nivel de cuernas y parideras en un año normalito. Haciéndo una hipotética media puede ser que la nota ronde el notable. En Febrero lo veremos.
En la zona de nuestra Sierra Morena empieza la actividad desde el primer momento y en programas hay previstas fincas muy interesantes para estas primeras fechas.
Las Pilillas, El Ateril, Nava el Sach, La Tiesa, La Aliseda y muchos nombres más forman el rosario de manchas que verán los primeros nervios, aciertos y fallos de los monteros de nuestra zona.
A todos ellos, a perreros, arrieros y gente que trabaje en nuetras monterías mucha suerte, igual que a las peñas, grupos y organizadores. Pero sobre todo, mucha prudencia con las armas. Vamos a ser capaces de que la temporada 2015-2016 bata records en cuanto a la ausencia de accidentes.
Disfrutadlo que luego se pasa en un suspiro. ¡Viva la Virgen de la Cabeza!

viernes, 9 de octubre de 2015

Testeros y pechoenfrentes.

¡Qué rico es el lenguaje serrano! Amplio y variado según las zonas, da sobradamente para un diccionario como el firmado por el maestro Mariano Aguayo con el título "Vocabulario general de la Montería Española" y algunas otras obras escritas por diversos autores aficionados a la caza.
Hoy día se escucha con frecuencia la palabra "Testero" para describir un puesto cuando el tiradero del mismo es una ladera enfrontilada con la ubicación de la tablilla. A mi me suena a vocablo de nuevo cuño, de la última década. Al menos en mi zona de "operaciones" (la Sierra morena que cabe entre Andújar y Aldeaquemada) no escuchaba yo eso de testero en mis años mozos.
Se empleaba más el término "pechoenfrente" o incluso "puesto de balcón" que era lo que todo el mundo quería que le dijeran cuando sacaba su sobre en el sorteo.
Sea como fuere, el caso es que hay testeros y testeros. Los hay cubiertos de monte bajo, los más apreciados para mi, donde las reses se sienten abrigadas por la vegetación y, cundo se ven apretadas por los perros o los tiros, la densidad de la jara no las deja huir a galope tendido y se atrancan en el monte. Son dificultosas para los marranos pero el cervuno se ve, se tira y se mata divinamente. se me vienen a la memoria posturas en Barranquillos con esos barrancos gloriosos, o Pozas Nuevas donde los marranos te pueden dejar sin balas en uno de esos "laeros".
También hay pechoenfrentes con monte alto, como el de la fotografía que ilustra este post. Me tiran menos porque las reses suelen ir con prisas y como no les estorba ni su sombra pues corren como alma que lleva el diablo en cuanto sienten un "jai" o un "tacatínnnn" cercano.
Esta de la foto, sin embargo, me hizo tilín. Ese "tres" puesto en la parte alta de un barranco no es que goze de la mejor visibilidad pero en la parte alta se dejan ver bien los venados y, una vez ubicado en el púlpito de piedras, entre copa y copa de pino, a unos 60 metros se puede tirar muy bien a una res si se tiene previamente identificada. Por debajo, la falda es del tres, y lo que corre arroyo arriba también lo domina el número impar. Los marranos estarán para otro número o para otra armada incluso.
Se acerca el momento de desenfundar las armas y reencontrarnos con lo que más nos gusta, la sierra autentica y pura. Y yo, para volver a vernos en Toros y Caza aquí estoy escribiendo de cifras y letras.
Dedicado a los parroquianos que en el verano visitan este roalito de Internet, ven la puerta sin barrer y las persianas echadas y, sin decir ni pío, vuelven a la mañana siguiente.