Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Ha sido JMor. Me juego el cuello. Me ha amenazado varias veces con ponerme 6 velas negras y el sobrero y yo no le echaba cuentas. Algún embrujo o maldición tosiriana me ha tenido que dedicar para que yo estuviera ayer como estuve: espeso con las "pepas" y pa matarme con los venaos. Tenía yo intención de inmolarme, aquí, delante de todos y llevarme por delante al más pintado pero no es para tanto. Rumio la indigestión que provocan los fallos y ya le ajustaré yo las cuentas al abogado, si es que ha sido él, en Torrecillas. Con cualquiera de los Rafas por testigo y con una botella de Martin Miller que proveerá Morillas, Don Lorenzo.
Pero dos cosas más bonitas me endulzan el recuerdo de El Robledal: montear con un amigo del alma y la reaparición exitosa de mi padre en los ruedos monteros. Más fortuna tuvo mi padre que mi amigo jim, contagiado sin duda por mi malhacer y por un postor peculiar, pero ambos me hicieron pasar un gran día a orillas del Guadalmena.
De los triunfadores, los de siempre. Pousibet, Moraleda y Mas (Julio, naturalmente). Además de los Lillo, encargados de juntar a un grupo de amigos para cobrar veintitantos venados, media docena de marranos y unas cincuenta ciervas.
Mención especial para la buena disposición y la muy buena forma de cazar de Francisco Arias que manda de maravilla la rehala de mi querido Santi Palomares.
Hay que volver al Robledal

8 comentarios:

Rafa dijo...

Cuenta, como Notario improvisado, con, al menos, el de menos pelo de los Rafas...

Se os echó de menos en La Alta Baja.
Salu2.

JMOR dijo...

Picatoste, amigo mío, échame a mi la culpa de lo que pase, cúbrete tú la espalda con mi dolor...
Entretanto, yo rezaba, en silencio y muy devotamente, a San Huberto de Aquitania por tus gozos monteros.
Tu dirás si cambio el sentido de mis rezos hacia Santa Lucía, que es más del terreno.

Anónimo dijo...

Querido JMor, entiendo que objetivamente,mi torpeza es la única culpable de mis fallos pero...eres el enemigo que más cerca me pilla.
Tenemos los blogs linderos y por los portillos se cuelan las malas intenciones.
Espero que no te rajes y en tierras manchegas podamos despacharnos a gusto, insultarnos e, incluso pegarnos y dirimir, de paso, a qué santo rezarle.
Picatoste
Pd: enhorabuena por esa collera de Alta Baja

JMOR dijo...

Sr. Picatoste, en respuesta a mis salmos, me asegura ese santo forastero que el fusilamiento de Luis fue pura casualidad y que, además, había al dorso mucha letra pequeña, cosa que siempre os saltáis los de Linares. Por motivos pares, insisto, pues, en que la encomienda a Santa Lucía debe ser más efectiva.
Atenta, afectuosa y malamente,

Anónimo dijo...

En Aquitania no distinguen una caracola o un podenco campanero de una onza de chocolate. ¡Como para fiarse de lo que te diga ese Huberto sobre como se matan las reses!
Paco

JMOR dijo...

Mi dilecto amigo: Por carecer de otros medios, desde mi humilde blog intentaré fomentar su prestigio y resarcirle por el daño causado con mis erróneos rezos. Me pongo a ello.

Anónimo dijo...

Bueeeno. Los gintonics de Horcajo de los Montes, ya puestos, nos los tomamos igualmente, ¿no?
Fortis Abrazorum
Paco

Anónimo dijo...

El placer fue mío, amigo, creo que alguna de esas velas negras también actuaron sobre mí....
Dar las gracias a a ti en especial y a la familia Lillo por el día que pude disfrutar, espero poder ir pronto por allí.

Gracias,

Jim