Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

martes, 2 de diciembre de 2014

Montería en Pozas Nuevas. 29 de Noviembre de 2014.

Entró el venado al puesto con la escolta de dos ciervas por el vallejo de la derecha. No era un pavo pero a simple vista tenía tratamiento de "Don". Un trote cansino buscando la huida de Valdelobos y dudé entre tirarlo por delante o por detrás de la copa de la encina ... ¡ea, por delante! Doblar el dedo y saber que el tiro se iba 10 centímetros alto fue todo uno. Acerrojo mientras el animal se tapa con el árbol y cuando vuelve a darme el costado se planta a 90 metros justo en el viso. Dos,... tres segundos. Con el animal metido en la cruz me da tiempo a pensar que no lo puedo fallar, que es imposible que la bala no se encuentre venado. Cinco,...seis... Incluso que las ramas que hay por detrás se pueden tragar el proyectil en un hipotético fallo. Siete,... ocho. Es imposible fallarlo ahí parado, no debería haber nadie detrás. Y el animal, con el mismo trote confiado, volcó el cerrete y desapareció de mi vista. Por miedo, prudencia, sentido del deber o por lo que fuera, no lo tiré.
La siguiente media hora la dediqué a convencerme que no había sido el ingenuo de la jornada. Hoy, dos días después, tengo la certeza de que lo mejor que hice en un intensísimo fin de semana fue no tirar ese precioso venado.

La ilusión con la que acude la gente a Pozas Nuevas se nota en las caras, en los saludos nerviosos previos al sorteo y hasta en la forma de vestir del personal. Pozas Nuevas es mucha montería y la gente va con la ilusión de echar el puesto del año allí. Pero Pozas Nuevas cumple. Incluso cuando, como este año, flojean los marranos ("solo" 28), hay recursos para repartir lances para casi todo el mundo. Los venados y gamos cobraron protagonismo presentándose en la junta nada menos que 94 venados y 60 palas con una calidad notable además de 12 muflones con uno muy bueno que mató mi collera y un puñado de gamas. Los quince o veinte mejores trofeos se pueden colgar en cualquier salón,y medidos esta mañana en las taxidermias había algunos que se podrían homologar.
Se repartió muy bien la caza este año. No hubo puestos con cifras apabullantes de diez o doce animales cobrados pero sí una larga lista de monteros que habían tenido que colgar seis o siete papelitos junto a la tablilla. Como pronosticaba en la previa, la armada de Los Llanitos   presentó tres o cuatro de los mejores puestos, ¡y eso que aireaba! En el 6, hicimos triples parejas (2 venados, 2 gamos y 2 muflones), en el 4 Miguel y Marcos presentaron un cupo de ole y Urbano Cortecero y Rafa también anduvieron finos en el 1 abrochando 2 venados, 3 gamos y un marrano. 
Se echò la noche cuando comenzò el tradicional carrusel de remolques descargando el resultado de la jornada que tuvo a veterinarios, carniceros y taxidermistas hasta horas inusuales.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hiciste muy bien Paco. Si te quedaste un rato con mal cuerpo pensando si debías haber tirado el venao, con peor cuerpo te hubieses quedado si lo tiras. Los visos son visos siempre, independientemente de si atrás hay copas de árboles, un testero o el cielo azul. Ole ahí por tu temple y buen hacer montero, eso también es un lance bien jugado.
Enhorabuena a los afortunados de los seis, siete y hasta ocho papelillos.

A.G.Jr.

Picatoste I dijo...

pues sería de lo poco bueno que hice el finde. He andao espesillo con los hierros.
En fin, amos palante que queda tela que cortar aún.
Pronto espectacular galería de fotos.

Anónimo dijo...

Si señor Paco, hicistes muy bien en no tirarlo, sobre todo porque mi compañero Miguel si lo hizo dos puestos mas alla y hay quedo marcado con su cinta. jiji. Un abrazo y enhorabuena por tu cronica.

Marcos.

Picatoste I dijo...

Está en muy buen sitio entonces. Enhorabuena por el puestazo que hicísteis.

Anónimo dijo...

Muchas gracias paco. Eres grande. Y enhorabuena a montesa por ese monterion Marcos.

Yumi dijo...

Doy fe y está clara una cosa.
Lo bien hecho, bien hecho está.