Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Montería en Barranquillos. 10 de Noviembre de 2013


Con la venia del señor Almoga, decano de los blogs de monterías y cronista oficioso del Grupo Deportivo miranda, me atrevo a garabatear cuatro líneas sobre la montería de Barranquillos.
Exageraban algunos curristas cuando decían que ver al "Faraón de Camas" hacer el paseillo en una plaza de toros ya justificaba el importe de la entrada. Querían decir que la sola ilusión de ir a ver a Curro Romero ya les llenaba. Algo parecido me ocurre a mí cuando enfilo esa carretera de La Carolina al Centenillo en la que cada curva me trae un recuerdo de amigos, de familia...de caza.
El cinco de la traviesa El Yunque. Frente a las faldas de Selladores con el río Pinto de por medio, un exagerado pechoenfrente era nuestro tiradero. Un panderón muy amplio y enmontado con 200 metros al punto más próximo. En la parte alta 350 metros, 400 quizás.
Cuando, antes de soltar, cumplieron dos ciervas faldeando a medio pecho, las distancias se me antojaron aún más largas. Ilusión por todo lo alto y dos cajas de balas dispuestas para torear en esa espectacular postura.
La pujanza de los perros tras abrir los carros duró apenas 50 minutos y aquella gigantesca pared de monte se tragaba a los canes cuando llegaban a nuestra altura con el suelo seco  como el corcho y bastante calor para montear. Tan sólo un venadete asomó por ese cinco del Yunque. Sacamos pañuelo naranja y lo indultamos esperando algo mejor. Error.
El resto de la mañana pasó con alguna que otra corta carrera de reses que los perros, agotados a mitad del ojeo, no eran capaces de meter en el puesto y un marranete que me sorprendió saltando el carril y sólo pude asustarle con un tacatinnnn que se quedó traserillo.
De vuelta a la casa, excelente comida de Catering Benidorm con un cocido que yo nominaría directamente para Caracola. Café y dos reglamentarios que me supieron a gloria contemplando una cuarentena de venados sobre el cemento entre los que destacaban media docena. Uno de ellos, firmado por Cristobal García "Talo" Otro que sería Caracola de Oro a la buena gente.
 Entre amigos y familia, con el placer añadido que supone cazar con el Grupo miranda, mi gran collera de hoy y yo hemos pasado un muy buen día de montería rematado con una sobremesa deliciosa con gente buena de los perros. Hasta pronto, Barranquillos. Seguro que vuelvo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena a Talo. Buen venao. también a Felix y J, Enrique Vargas que han echao un buen puesto

Anónimo dijo...

Talo, enhorabuena por el venao, Paquito cada día escribes mejor.

Se os quiere,

JIM

Anónimo dijo...

Como me alegra ver todavía a mi primo en acción batiendo monte,”Antonio Molina Becerra”mas conocido como el “citrania”.

R.Becerra.

Rafa dijo...

Preciosa crónica Don Francisco!!!

Anónimo dijo...

Magnífica crónica para un estupendo día de montería. Enhorabuena!!!

Pero haz el favor de quitar la publicidad de la página, que le quita categoría, cojones. Y tu eres un tio con clase.

NONO

Anónimo dijo...

el 5 del Yunque. puestazo. alguna vez lo he ocupado y es espectacular.

Picatoste I dijo...

puesto especacular, es.cierto. algo largo pa mi gusto. la parte mas cercana del panderón esta a unos 200/250 metros. laparte mas alta quizás a 400 o algo mas. No tuvimos ocasion de tirar pero media caja de balas se hubiera llevao el venao que hibiera faldeado.
saludos a todos los parroquianos.