Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

martes, 25 de mayo de 2010

Una foto y anécdota para recordar los viejos tiempos.

En un rincón del disco duro de mi ordenador guardo ,como oro en paño, una colección de fotografías taurinas antiguas que recojen imágenes de festejos celebrados en Linares en el XIX y XX.
Hoy os voy a regalar una de esas fotos y por eso la cuelgo en formato y tamaño que merezca la pena a los interesados en el tema. También os cuento la historia de la foto que seguro que es conocida por los que atesoren mayor cultura taurina o le hayan pegado un vistazo al Cossío.
Resulta que el 29 de Agosto de 1883, se jugó en la plaza de Linares una gran corrida de toros de Don Andrés Fontecilla en la que destacó un toro que le correspondió en suerte al gran Rafael Molina, "Lagartijo". El toro, negro y bien armado se llamaba Bailaor y resultó un toro de bandera, con tal bravura y poder que Lagartijo y su cuadrilla no tuvieron por menos que escribir una carta al ganadero para felicitarlo: "...toro buen mozo, divinamente encornado, fino y escaso de carnes, en las primeras varas demostró mucho poder, y cuando se quedó en los tercios, sin desafiar nunca y siempre natural en la suerte, tomó «veintiuna varas», y con decir que mató 13 caballos es suficiente para comprender que no dejó nada que desear, pues es toro que no puede olvidarse con facilidad y «que no ha» tenido en los tiempos que corremos compañero, pues ha sido un verdadero fenómeno. En este toro, del señor Fontecilla, nos sucedió una rareza, que fue la de tener que retirarnos a pie a la fonda. Que críe usted muchos y que podamos torearlos, es lo que desean sus afectísimos, que le aprecian: Rafael Molina, José Calderón y Manuel Calderón."
Regresaron los toreros a la fonda "apeonando" porque cuando Bailaor dió buena cuenta de todos los caballos que había en la cuadra de la plaza, el público, que quería seguir comprobando la bravura exigió más caballos y hasta se pusieron a picar los equinos que tiraban de los coches de los toreros.
Y en la foto podeis ver un par de banderillas a tan célebre astado.
Saludos.
A mi amigo, mi hermano, mi maestro, Juan Antonio...¡Anyway!

2 comentarios:

JAVI dijo...

Igualito que hoy...
GRACIAS por el documento y la curiosidad.
Un abrazo

Anónimo dijo...

muy buena la foto y la historia....