Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

martes, 18 de mayo de 2010

La verdad de los refranes.

Se acerca el momento crucial en el triste y lamentable proceso de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña: Si no cambian mucho las cosas, en la próxima sesion del Parlament se dictará sentencia (de muerte) para la Fiesta Nacional.
Los partidos políticos con su ataque frontal unos, su apatía y falta de contundencia, otros, poniéndose de perfil, los de más allá, van a terminar con un pedacito de España (otro más) y con un trocito de la cultura y la tradición de los españoles.
No se han visto, en estos meses, grandes movilizaciones de los aficionados, ni de las empresas taurinas, ni una respuesta contundente y original del sector. Los medios de comunicación, en su mayoría, llevan silenciando la Fiesta en Cataluña desde hace años y, ¡no iban a ayudar precisamente ahora!
En el 91, se prohibieron los toros en Canarias*, hace años se "consintió" la prohibición en Cataluña de los festejos en plazas portátiles. Más tarde el taurinismo se tragó otra ley que prohibía a los menores de 14 años el acceso a los festejos taurinos. Y nos hemos dejado ganar terreno sin casi presentar batalla.
EL caso es que los unos por los otros, la casa sin barrer. Y la casa, llena de polvo...y de aquellos polvos, vienen estos lodos. Y no encuentro otro refrán para vaticinar que en 2012 estarán prohibidos los toros en esa región española.
Y, ¿sabeis qué? Que , a los aficionados y al sector en general, nos está bien empleado. Por acomodados, por perezosos, por cobardes, por acomplejados...Ojalá dentro de un mes tenga que escribir que me he equivocado y que seguirá habiendo toros en La Monumental, pero no me huele nada bien.
El éxito de la Iniciativa Legislativa Popular ya está consumado porque, aunque no saliera adelante la prohibición, hay que reconocer que han llegado lejos en esta batalla y su ejemplo ha cundido (y no sólo contra los toros, ojo) allende las fronteras catalanas, de modo que proliferan en estos días iniciativas similares en Madrid, Galicia y otros territorios en los que dificilmente prosperaran.
Aviso a cazadores, en vez de a navegantes, que formamos otro gremio sufridor y conformista acostumbrado a encajar sin aspavientos la hiperlegislación que nos regula y las trabas administrativas de último cuño: Cuando las barbas del vecino veas afeitar...
*Nota: En 1991 el parlamento canario prohibió las corridas de toros con menos ruido debido a que la actividad taurina en las islas era practicamente nula y no había una afición consolidada. También se prohibió el tiro al pichón. No así las peleas de gallos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

hay una diferencia: En Cataluña Los Toros=España
Con la caza no pasa eso. Por ahí se pueden librar...eso con suerte.

JAVI dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JAVI dijo...

Tengo muy claro que la fiesta no es que se la carguen estos, se la carga la indefrencia del mundo taurino, y los que de la Fiesta viven, al final se van a quedar sin gallina de los huevos de oro.
Mientras unos cuantos, nos agarramos a esto con la esperanza de que algún día sea lo que tiene que ser, o lo que quizás fuere hace ya mucho.
Poco podemos hacer, eso si lo tengo claro; los aficionados anónimos, la fuerza la tienen otros que si son influyentes y por ahora callan, ¿alguien lo entiende?
Seguiremos pataleando de mala manera, y agarrados a una esperanza cada vez más débil.
Un saludo señores

Anónimo dijo...

Como al fin se vote si a la prohibicion de los toros en cataluña, van a surgir ILP de debajo de las piedras para cargarse la caza, los encierros,el tabaco...¡Van a prohibir hasta irse de tapeo,joder!

picatoste dijo...

Ayer, en Las Ventas, se puso de manifiesto lo que, amargamente, criticaba en esta misma entrada:
Serafín Marín hizo el paseillo en la plaza de Madrid liado en la bandera catalana como capote de paseo y tocado con la tradicional barretina catalana a modo de montera. Y lo hizo, no para provocar ni buscar protagonismo, sino para utilizar el espléndido escenario de las ventas como altavoz para gritar ¡basta ya! ¡Luchemos por los toros en Cataluña!...¡Qué coño, luchemos por los toros!...Sin embargo, una parte del público venteño pitó el gesto. ¡Lástima! A eso me refería cuando pedía gestos "originales" por parte del sector.
En fin, otra ocasión perdida más.

Eufemio dijo...

La cuadrilla de la foto de portada insuperable!!! un abrazo

picatoste dijo...

En el ABC de hoy hay un artículo sobre el posicionamiento del PSC y sus maniobras en la sombra para que la màs que probable prohibiciòn de las corridas de toros no le salpique.