Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

sábado, 10 de octubre de 2009

Fotos para el recuerdo. Aquellos ganchos en Iniestares.

Fotos: comida tras un gancho. 8-12-1995. Abajo, en la casa de cazadores de Iniestares. Fijaos en la "pantalla" de la lámpara.
Corrían los noventa en su primera mitad cuando la Dehesa Iniestares estaba arrendada por un grupo de amigos para su disfrute cinegético. En aquellos años la finca no estaba cercada ni se le había añadido aún la parte de Navalonguilla.La montería se daba habitualmente a principios de temporada y arrojaba unos resultados más que decentes.
Una vez monteada, la propiedad y los arrendatarios más cercanos echaban uno o dos ganchos que eran una bendición. Solían caer por el puente de la Inmaculada y entre familiares y amigos apenas se juntaban una docena de puestos con una rehala que a veces era la del amigo Luis Carlos Jover guiada por Pachelipe. Si daba tiempo, nos mudábamos de barranco y se hacía todo con un sabor inigualable. No había catering, y era algún voluntario con soltura en los fogones quien preparaba una caldereta o un arroz con "voladores". El sorteo se hacía como el de las corridas de toros,: con las posturas apuntadas en papelillos y metidas entre dos sombreros. Sólo se cazaba con escopeta y lo único que estaba prohibido eran las prisas.
¿Los resultados? Dos marranos, uno...o ninguno. Era lo de menos en unas jornadas deliciosas que se alargaban hasta que entraba la noche y entonces, entre copa y copa, sí que se cobraban grandes venados y macarenos en lances imaginarios al amor de la candela.
En mi memoria y en mi afición tengo grabadas aquellas vivencias y otras de ese pelo que me enriquecieron como persona y como cazador por lo que hacíamos, por cómo lo hacíamos y con quién lo hacíamos. Me consta que muchos de vosotros habeis tenido experiencias de ese tipo que no tienen que ver con asistir a una montería, cazar y volver a casa. Si quereis compartirlas, os espero en comentarios.
Saludos.

5 comentarios:

Eufemio dijo...

Valla fotos!!! Dios que recuerdos mas bonitos me tren esas fotos Paco, gracias por publicarlas, con tu permiso te las copio para imprimirlas y ponerlas en mi pequeño rincón de la caza. Saludos cordiales a toda tu familia.

Anónimo dijo...

Lo que nunca deberia de pasar por alto en estas fotos y lo primero de que me hablan es "SENCILLEZ", que distinto, de esas mesas llenas de manteles y platos, camareros, y por su puesto precios astronoicos que hacen que el aficionado de pocos medios no pueda alcanzar, sin quererlo, son clasistas, y para quien piense lo contrario ¿sabes cuantos aficionados, con raices profundisimas, no pueden practicar este noble arte, a consecuencia de los precios astronomicos? ¿cuantos fontaneros, dependientes del supermercado, dependiente de una tienda, etc. etc. conoceis en las monterias? incluso presencie como nadie hablaba con uno que llevava un corsa algo antiguo, y y su indumentaria n o era la mas apropiada, Pensé, "esto antes no pasaba" como ese hombre eramos todos antes, unos con mas y otros con menos medios. Ylos crecidos hacen que este arte se quede desfasado

Anónimo dijo...

Joder,Sobrino,quien pillara aquellos ratos!!!.
Dile a tu otro tio que te pase fotos de Barranquillos y Arrebolares,que tambien las tiene.
El unico que tiene la cuchara siempre preparada es mi primo Paco.
Estoy dipuesto a repetir los peroles cuando sea necesario.
Un abrazo y hasta el 23.
Oxigeno.

Eufemio dijo...

Estoy contigo anónimo, antes según tu, no pasaba,y según yo si pasa.. por desgracia, pero pasa, aúnque vallas con un coche medio recular y una bestimenta medio apropiada, si no eres de clase socieal alta o muy alta,o de un determinado partido politico, (también lo visto con mis ojos...) muchos te dejan al margen..!y reiterando..los crecidos hacen que este arte quede desfasado.

Juan Diego dijo...

De acuerdo con vuestras opiniones, deduzco que en manos de los monteros esta el devolver a la monteria estos valores, he visto muchas fotos parecidas a la que coentais y es cierto que lo primero que se deduce es la sencillez, gracias a algunos organizadores se puede asistir a monterias normales, en las que no tienes que pertenecer a una clase social concreta para poder participar de este arte, pero esta claro que los precios no terminan de acompañar, porque al menos lo que se usa de escusa es que si el guante, que si el acompañante para terminar de sacarte lo que se les antoje, unos gastos normales, pues vale pero cuando el guante se convierte en "guantazo". Pues nada a cambiar de modalidad.
Por eso digo que esta en manos de quien asiste que este ambiente se mantenga.