Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

martes, 2 de febrero de 2016

Final feliz en Las Torrecillas de los Montes. 31 Enero de 2016

La temporada de Montesa ya estaba hecha. Casi se puede decir que se han contado las monterías por campanazos y quedaba este postre manchego con muchas menos exigencias. Tanto es así que algunos socios, por lejanía o por otras circunstancias, decidieron poner punto final a la temporada el día anterior en La Loma de la Higuera y a las 8:30 en el cortijo de las Torrecillas, nos presentamos a filas 35 socios. Se decidió prescindir de los puestos menos querenciosos muy acertadamente porque se repartió mejor la caza y casi todo el mundo tuvo ocasión de tirar.
La suerte caprichosa nos puso en el mismo lugar que disfrutamos/padecimos en el 2012, la última vez que pasamos por aquí, en el cierre de La Torrecilla. Hace cuatro años fue en el 6, en esta ocasiòn fue al 8. Íntimamente enfadados con nuestra mala suerte en los sorteos ocupamos nuestro tramo de cortadero con no muchas expectativas.
Pero había cambios con respecto a la última vez. Para empezar, se notaba que había más caza. De hecho, antes de soltar ya se habían contado una veintena de tiradas distintas. Segundo, esta vez no teníamos el aire tan a la contra, factor fundamental en este tipo de armadas. Y, por último, un acertado cambio de última hora en las sueltas iba a hacer que las rehalas nos cazaran de primeras, con toda la fuerza de perros nada más abrir los remolques.
De modo que la tensiòn fue constante durante casi toda la mañana. Sentíamos los marranos a escasos metros pero se resistían a saltar a lo limpio hasta que que unos perros con JR tatuados en el costillar achucharon a un marranete a cruzar el cortadero en un visto y no visto. Pero mi hermano si lo viò y le llegò para engancharlo en un tiro que facilitò el remate de Eduardo Corcuera, vecino de postura.
Se dejò ver mucho cervuno que nos mantenía alerta. Vimos varios venadetes barbeando la malla hasta que uno de ellos, sin demasiado problema, tumbaba la tela de dos pechugazos y abría el camino para otro de mejor porte que decidimos no tirar.
No había descanso esta vez en La Torrecilla que estaba tirando mucho excepto los puestos 6 y 7, los más flojos de la armada. Una ladra en nuestra direcciòn nos mete un marrano en los pies con las mismas prisas que el primero y tan cerca apareciò que a duras penas pude meterlo en el visor y hacerle un tiro de culo que, honestamente, no se aún si encontrò si objetivo. No encontrò el animal portillo por el que salir y volviò a cruzar la raya unos metros más abajo por el viso y decido no tirar por seguridad. Cruzò el guarrete con la misma marcha por lo que pensé que no lo había alcanzado. Al final de la monteria sin embargo lo marcaron los perreros a 30 metros escasos del lugar de los hechos después que los canes lo cobraran.
videoSeguimos viendo venados y algunos marranos que tirò el vecino del piso de arriba y disfrutamos más de lo que esperábamos en principio. El tiroteo fue uniforme y sostenido durante toda la mañana para llegar a presentar 10 venados, 52 jabalíes y 17 ciervas.
Con ser bueno el resultado numérico, más llamativa fue la calidad de los venados cobrados entre los que destacaba un "pepino" que anda sobre los 175 puntos y tres o cuatro venados que no se quedan lejos de la homologación.
Hubo muchos puestos afortunados pero la jornada fue para los hermanos Galán que presentaron sobre el cemento dobles parejas de cochinos y venados. María se hizo con dos pavos importantes de verdad. La sonrisa le va a durar mucho tiempo. Tony Rodríguez Olías, Ramón Díaz, Marcos González y Cristobal fueron algunos de los que mataron reses notables.
Y cerrojazo a una temporada espectacular para el grupo con todas las monterías cumpliendo o superando expectativas en cuanto a la cantidad y con la calidad media que ha dado el año, excepción hecha de Cebrián que puso el listón muy alto en muflones y venados. Y, lo más importante, buen ambiente y ausencia de accidentes son motivos para darle gracias a Nuestra Sra la Virgen de la Cabeza y la enhorabuena a socios y directiva. Igualmente valorar el trabajo que rehalas y demás gente de campo en esta montería y en todo el año. Son imprescindibles para que esto funcione. ¡Seguimos!
Pronto, unas cuantas fotos.
P.D. En la primera foto una panorámica del cortadero de La Torrecilla. 
En la segunda foto Carlos y María, felices. Tengo debilidad por esta familia y me encanta que se les de así de bien.
En el vídeo, un venado vence la malla sin demasiadas complicaciones y se quita de en medio.



1 comentario:

Mariquilla dijo...

¡¡¡La sonrisa me va a durar mucho, pero mucho tiempo!!! La única pega al domingo es que nuestro padre no viniera con nosotros, Carlitos y yo lo comentábamos cada vez que veíamos algo... Hubiera disfrutado muchísimo y esa pareja de venados sería suya.

Sin duda fue un día genial pero no solo por los lances y el resultado, sino también por el cariño de esta enorme familia montera. No son pocas las veces que mis amigas preguntan sino me siento sola en las monterías y siempre les digo lo mismo... ¡¡Eso es que no conocéis a la gente de Montesa!! Que suerte la nuestra de tener un grupo de amigos tan increíble.

PD: Queridos hermanos, papá y mamá.... a eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeesto me he quedao!!!!