Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Al remate...Juan Galán. La Niña.

Fue el mismo vientre el que nos acomodó y en el que escuchamos los primeros ecos de la caza, los tiros retumbar, las caracolas cantar, la misma gran mujer y el mismo gran hombre los que nos regalaron el corazón que llevamos dentro y que bombea con fuerza la misma sangre que nos recorre.

   Tus vestiditos siempre perfectos, tus Nenucos acicalados, tus formas tan delicadas y tus tirabuzones rubios chocaban de frente con nuestros pantalones llenos de parches, nuestros zapatos embarrados, nuestras peleas y nuestras cafradas pues tú eras una señorita y a nosotros tenían que manejarnos con perros de carea y zapatilla en el culo. Eras la última de cuatro, la niña después de tres belloteros, por fin trajiste el rosa a casa y todo cambió...

   El verde y la pana llegaron solos a nuestros armarios y la caza fue aflorando en tus hermanos como algo normal, como el brote que sale de una yema, como ese pollete que con su porte tortolero empieza a hacer gárgaras subido a una piedrecilla. De la misma forma que a los perrillos nuevos se les empica con la plumilla o con los jirones de un conejo, papá empezó a llevarnos cada septiembre a la berrea, de "bulto" a alguna montería cercana. Las escopetillas de plomos, las costillas, la liria, luego vinieron las totovías, los conejillos y los mohínos, los veranos en El Rosalejo... Pero lo tuyo vino después y sin cuidarlo la verdad, jamás se te azuzó. Surgió porque tenía que surgir, porque lo llevas dentro de ti. La sangre empezó a hervirte cuando nos veías limpiar las armas y comenzaste a sentir el cosquilleo en los dedos cuando tocabas los cueros viejos del morral o aspirabas el tufo de la pringue de las jaras que lamían nuestra ropa cuando íbamos a la sierra. 

   La flor empezó a abrirse en Chocillas con aquella cierva que mataste en su sitio con tu ligero 270, luego vinieron las esperas y esa cochinaca de Otíñar con Carlitos...Tu sensibilidad se acollaró con tu instinto y empezaste a pasear tu elegancia y tu feminidad por la sierra alegrando al monte entero aburrido de tanta hombría y de tanto varón, de tanta rudeza. El tacto especial que tenéis las mujeres para sentir la vida te hizo valorar y respetar la muerte de las reses de la forma en que lo merecen y que a muchos nos cuesta años entender o jamás llegamos a hacerlo. Veía cómo los ojillos se te empañaban cuando los perros separaban a una gabata de su cierva y lloraba con los atravesados sin soltarle la garganta y sigues siendo incapaz de acompañarme a rematar a cuchillo... Quiero que siga así porque eres así y así te quiero. No renuncies nunca a ese respeto ante la muerte de un animal porque te hará entender la caza de la forma más justa y profunda que existe.., la única. Defiéndela de quien la ataque pero aléjate de quien llamándose cazador así no la entienda. Es un instinto que se abre dentro de ti y te recuerda quién eres.., un instinto imparable que nos gobierna y nos define, jamás te avergüences de ello hermanita pues sólo tú tienes el poder de plantearte por qué cazas...y sólo tú tienes la respuesta.

  Síguenos allá donde vayamos, con tu rifle y con tu horquilla, porque eres la niña de nuestra manada...

   FUE EL MISMO VIENTRE.......

Juan Galán-Ocaña

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso primo!! Eres un artista del "teclado", de otras cosas está por ver....
Un abrazo enorme desde Castilla.

Antonio Galán Ocaña dijo...

Gracias,Juan. ¿Dónde escondes esa sensibilidad y ese estilo que los disfrutamos tan de tarde en tarde?

Picatoste I dijo...

Excelente entrada Juan. Gracias por compartirla con nosotros y hacerlo desde Toros y Caza

Anónimo dijo...

Como se suele decir "un artista fuera y dentro del campo". Muy bonito y sentido, sí señor.

Enhorabuena, Alimañero!!!!

ÑOÑO

Anónimo dijo...

Que bonito un beso muy fuerte Maria
Pilar,Irene,Carmen y Marielu Marin

María Galán-Ocaña Nogales dijo...

Siempre he dicho que me habría encantado que la hermanita que venía conmigo hubiera llegado a nacer, sobre todo, sobre todísimo para tener con quién compartir a mis hermanos porque son los mejores que se puede tener. De pequeñita jugando con mis amigas en el cole yo siempre era más bruta que ellas, incluso mis primas eran mucho más princesas de lo que yo nunca fui... En casa compartía los días y las noches con mis tres animalitos y de aquello había que defenderse.
Muchas veces sentí la necesidad de una hermana, pero siempre estuvo mamá que me explicaba porqué las niñas no hacen según qué cosas, "porque somos unas señoritas" me decía, y muchas veces deseé que mis hermanos fueran niñas con las que jugar a las casitas o a los Nenucos. Sin embargo hoy cuando repaso nuestra niñez estoy convencida de que no pude tener más suerte ni mejores compañeros de juegos que aquellos tres niños a los que despertaba metiéndoles el dedito en el ojo cuando yo no podía dormir.

Cuando una afición es una pasión, cuando se mama desde la cuna y se vive día a día en casa con este fervor, lo menos que puede pasar es que a una le tire más una jara que un Corte Inglés y disfrute el verde más que la purpurina. El respeto a las reses me lo habéis enseñado vosotros cinco, el defender la caza me sale solo porque así me lo habéis inculcado y así lo entiendo, y el amor a la sierra lo respiraba ya a través de mamá.

Muchísimas gracias Juanillo... Después de enjugarme las lagrimillas y limpiar mis gafotas empañadas solo puedo decir que te quiero muchísimo, que tienes ese don de decir siempre la palabra perfecta y de tocar la fibra de quien te lee, no lo pierdas nunca. Seguiré aprendiendo de vosotros en la caza y en la vida y seguiré defendiendo a mis tres hermanos y a mis padres de cualquiera que pretenda morderos la garganta. Entonces sí entraré a cuchillo como os he visto hacer a vosotros y no me temblará el pulso, porque fue el mismo vientre y es la misma sangre.

Te quiero hermano.

Francisco Jose Villar Sanchez dijo...

Eres un crack Juanin!!!! Es un orgullo ser amigo de esta gran persona.

Yumi dijo...

Impresionante Juan!!!
Felicidades

José María Ortega dijo...

Impresionante Juan e impresionante María!
Muchas gracias a los dos

Anónimo dijo...

Felicidades ARTISTA, muchas gracias Juan por ser mi amigo.

ANGEL CORCHERO.

Anónimo dijo...

Habeis conseguido emocionarnos,las lagrimas saltadas,pero con gusto.Juan que bien has descrito el ambiente familiar en el mundo montero y Maria lo bien que se ha defendido entre tanto macho.Eso hace un curriculum buenisimo.Estareis contentos Antonio y Maria ,porque todas las horas de dedicadas a ellos no han ido a saco roto.Un beso muy fuerte para todo el clan .Guille y Victoria .

Anónimo dijo...

Me lo habían comentado, pero hasta ahora no he podido leerlo. Juan y María, lo de la caza y la Sierra, viene con los " calostros ". Lo de la sensibilidad para escribir, no se donde la habéis sacado, pero es impresionante. enhorabuena y Felices Navidades para todos.
Desde el Norte de África
" Uno de los Politos "

JP. dijo...

Ya sabes que me gusta leerte Juan, y aunque he disfrutado mucho hacinéndolo, tanto a ti como tu hermana, en esta ocasión me vais a permitir los hermanos que a quién felicite especialmente sea a vuestros padres. Estoy seguro que estarán orgullosos de los hijos que tienen.

Temporalmente desde Madrid aprovecho para mandaros un fuerte abrazo a todos y desearos unas felices Navidades.
JP.