Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de cualquier los contenidos e imágenes de este blog sin la expresa autorización del mismo.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

¿Salen las cuentas? Es por hablar de algo.

Ni la mejor entrada de este año se ha acercado a la peor registrada hace dos años. La de la foto.
Es curioso. Se dice que cada aficionado al futbol lleva dentro un seleccionador. Del mismo modo a muchos aficionados a los toros nos gusta jugar a ser empresarios de la plaza de nuestros amores e imaginar combinaciones, seleccionar ganaderías y fijar los precios.
Este año, no iba a ser menos, la floja asistencia a los festejos de la Feria de San Agustín ha sido un tema recurrente en las tertulias de aficionados en la feria y en los corrillos se le "echaban los números" a la empresa Funciones Taurinas.
El caso es que la cacareada crisis y la ausencia de José Tomás pusieron en guardia al señor Matilla. Además, la experiencia del empresario salmantino en otras ferias que regenta le invitaron a "asegurar" en el ciclo agosteño y cambió el planteamiento de la feria.
Para empezar, redujo el número de festejos suprimiendo una corrida de toros y además cambió la posición del festejo de rejones ubicándolo en medio de la feria cuando tradicionalmente era el broche del serial. Ambas cosas cayeron como un tiro en la afición linarense.
Intuyo que Matilla pensó en concentrar la afluencia de público en tres tardes en vez de dispersarla en cuatro. Algo así como buscar tres buenas entradas en vez de cuatro entradas flojas. De hecho, no se puede decir que fueran malos carteles. Se repartieron los presuntos alicientes taquilleros y el resultado fueron dos cartelés de interes y nada baratos: Morante por un lado, Juli por otro. Manzanares por un lado, Ponce por otro. La de rejones bajaba un punto por la ausencia de Mendoza, pero no se puede decir que fuera mala combinación y colocada en Domingo podría haber sido la salvación de la feria ya que es un festejo con casi los mismos ingresos qe una corrida de toros pero muchos menos gastos.
Esos mismos carteles en la feria de Linares de los últimos años hubieran metido de tres cuartos para ariba. Sin embargo dos medias plazas y menos de eso en los caballos han sido los aforos registrados en los tendidos, además de un escasísimo ambiente alrededor de la feria taurina del 2010.
¿Es que acaso han dejado de interesar los toros en la ciudad?, ¿Tantísimo ha influido la crisis?,¿sin José Tomás no hay slavación? Puede ser, pero por encima de todo, lo que ha ocurrido es que el aficionado le ha dado la espalda a la estrategia, al planteamiento "amarrategui" de la empresa. El cambio y , sobre todo, el recorte ha sentado tan mal que la afición ha pagado a la empresa con su misma moneda: dando un paso atrás.
Ya me lamentaba en una entrada anterior porque cuando se baja un escalón en estas cosas luego es muy difícil volver a subirlo. Y encima, puede que hayamos facilitado el argumento de "no hay público para más".
Queda un año para despejar dudas. Mientras tanto, desde el Ayuntamiento imagino que se siguen haciendo "valoraciones positivas" y afirmando sin sonrojo que la de San Agustín, en lo taurino y en lo demás, sigue siendo una de las ferias más importantes de Andalucía. ¿Cómo serán las poco importantes?
En fin, estas reflexiones, probablemente equivocadas, han surgido entre espeto y espeto mientras jugaba a ser empresario. No tengo ningún dato que apoye mi teoría ni tampoco la intención de molestar a nadie. Como reza el título, estoy de vacaciones y...es por hablar de algo.
Saludos.

3 comentarios:

Delegando dijo...

Como dijo Luis Miguel Parrado en el Carrusel Taurino del dia 29 de agosto, Linares es la antesala de lo que va a suceder en el resto de ferias de la provincia, con respecto a la afluencia de publico, veremos a ver la gente que va a Andujar, Ubeda, Jaen, Villanueva, Villacarrillo..., eso sin hablar de la pasada Feria de Baeza.
Y si no, que le pregunten a Montes que vino desde Sevilla, para ir a los toros de su pueblo, eso que añora que tanto, y que como el cuenta de pequeño, se ponia nervioso y espectante el dia de la corrida, como han cambiado las cosas.-
-Yo la verdad asisti a las dos corridas de toros de apie, y por que me dieron una invitacion para cada dia si no, ni voy la verdad, soy honesto, lo siento por el señor Toño.

JP dijo...

Uhmmmmm....... esos espetos......!!!!!!!!!

Me parece más que estimable tu reflexión, estimado Paco, pero con la perspectiva que me dá la distancia creo que al final todo se resume en una palabra; "Autenticidad" o mejor dicho la falta de la misma; poco toro, poco torero y muchos euros, demasiados, por entrada. Todo ello contribuye esencialmente a un profundo cambio del que difícilmente se regresa, de asistir casi por inercia a los toros a tener que hacerlo con un considerable esfuerzo que acaba por no compensar.
Y como digo, de ese estadio regresan pocos.

Bueno ya queda menos para el 23 Oct., aunque mira que son largos estos días de Septiembre y primero s de Octubre......Buuuffffff

Un abrazo.
JP.

picatoste dijo...

Es my fácil desacostumbrar a la gente a no ir a los toros y my difícil volver a engancharlos.
Un par de años de desconexión y ya no te duele ni perderte el cartelazo del año.
Nos vemos pronto. Este año vamos a disfrutar en la sierra JP. Montesa está preparando un lujo de programa y Monteros de Tradición tiene catro días de caza que apuntan bien.
Qué ganas de cambiar el bañador por la pana.
Saludos.